Historia

La educación superior y la investigación, junto a la eficacia y eficiencia en la gestión de procesos, son los elementos más determinantes a largo plazo de la competitividad de un territorio, de su atractivo a la hora de generar y captar inversiones y, en definitiva, de su desarrollo económico y social. La Universidad es la institución en la que estas tres actividades (enseñanza, investigación y gestión) encuentran el espacio idóneo de desarrollo, junto con el intercambio, generación y difusión de conocimiento.

La universalización de las TIC ha propiciado nuevas fórmulas de generar, gestionar y transmitir el conocimiento y el saber, así como nuevas formas de administrar los recursos de una entidad y sus relaciones con sus usuarios directos y con la sociedad en general. Las TIC dan soporte a la Sociedad Digital y por tanto también a la Universidad Digital como concepto.

En la actualidad se apuntan tendencias de destacable significado y alcance que están modificando sensiblemente el mundo universitario tal como lo conocemos. Como ejemplos tenemos la Carta de Río 2014, elaborada durante el “III Encuentro Internacional de Rectores Universia” celebrado los días 28 y 29 de julio de 2014 en Río de Janeiro; la Estrategia Universidad 2015 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; y los informes UNIVERSITIC de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas. La modernización de la universidad como servicio público depende la capacidad de superación en los próximos años de los retos planteados y, muy particularmente, de saber dar respuestas a temas como la ampliación, diversificación y renovación de la demanda de enseñanzas, cualificaciones y modelos educativos; el aumento y la diferenciación de la oferta educativa y de la educación transnacional; la creciente e imparable internacionalización; la consolidación de nuevos esquemas de competencia y cooperación universitaria; la necesidad de una gestión eficiente de la generación, la transmisión y la transferencia del conocimiento al servicio del desarrollo y la cohesión social; la irrupción de los componentes educativos digitales y la transformación de los esquemas de financiación y organización.

Nuestra universidad se ha caracterizado por combinar su naturaleza de universidad clásica, con casi quinientos años de existencia, con su capacidad de modernizarse rápidamente, habiéndose adaptado progresivamente al entorno cambiante de las TIC. Esta combinación la ha llevado a conseguir el mayor reconocimiento en rankings nacionales e internacionales de ámbitos de muy distinta naturaleza.

El centro, ubicado inicialmente en las instalaciones de la actual Facultad de Derecho, presentaba los objetivos de apoyar a la investigación y a la gestión administrativa de la universidad, así como formar a sus usuarios en el uso de los computadores. En esa primera etapa, además de programas relacionados con la investigación, también se realizaban aplicaciones de gestión administrativa como, por ejemplo, listas, actas y papeletas de examen del estudiantado, nóminas del personal no funcionario, el boletín de obras ingresadas en la Biblioteca de la Facultad de Ciencias, etc. El 10 de enero de 1982, el Centro de Cálculo sufrió su primera adaptación, pasando a denominarse Centro de Informática y a ubicarse en el principal emplazamiento que ocupa en la actualidad, el Edificio Mecenas. En esa etapa, se instaló la primera red de comunicaciones de la UGR. En 1994, recibió su denominación actual de Centro de Servicios de Informática y Redes de Comunicaciones (CSIRC). Durante estos años, el CSIRC no ha parado de aumentar los servicios TIC gestionados, estando compuesto en la actualidad por un área administrativa y 16 áreas técnicas distintas que, básicamente, cubren los grandes ámbitos de las TIC: Redes de comunicación, Sistemas (de gestión y de investigación), Aplicaciones informáticas y Atención a usuarios.

A lo largo de su historia, la plantilla de personal ha ido creciendo en número y adquiriendo mayor especialización y cualificación.

La dependencia orgánica de las distintas evoluciones del CSIRC ha ido variando, comenzando directamente por el Rector en el momento de su creación en 1972 y pasando por el Vicerrectorado de Investigación hasta 1984, el Secretariado de Informática hasta 1992, el Vicerrectorado de Infraestructuras hasta el año 2000, el Vicerrectorado de Servicios a la Comunidad Universitaria hasta 2003 y el Vicerrectorado de Nuevas Tecnologías hasta 2007.

En lo que respecta a los servicios de enseñanza on-line, la experiencia de la UGR se remonta a 1995, cuando arrancó una doble vía de implantación experimental de la misma en nuestra institución desde una perspectiva tanto interna y como externa. Por un lado, entre 1995 y 2001 se participó en distintos proyectos internacionales orientados a la definición de los procesos administrativos y los servicios, así como a la creación de Campus Virtuales compartidos. Por otro, desde 1999 se avanzó en la formación del profesorado en las nuevas metodologías técnicas y tecnológicas de la enseñanza virtual y en la creación de materiales de apoyo virtuales para las enseñanzas regladas, haciendo uso de los recursos del propio CSIRC.

En febrero de 2001 se creó una unidad específica de gestión de las actividades relacionadas con el área de formación on-line, el Secretariado de Tecnologías para Apoyo a la Docencia (STAD), integrado en aquel momento en el Vicerrectorado de Servicios a la Comunidad Universitaria (posteriormente Vicerrectorado de Nuevas Tecnologías). Este Secretariado presentaba como funciones principales la implantación de planes de formación del profesorado de la UGR en el campo de las TIC; el apoyo al desarrollo de materiales didácticos en Internet, así como a la puesta en práctica del modelo educativo virtual, en las enseñanzas regladas y no regladas; la gestión de las relaciones internacionales de e-learning; y la promoción de la creación de un centro específico que gestionara estas actividades en el futuro.

El Centro de Enseñanzas Virtuales de la Universidad de Granada (CEVUG) lleva ejerciendo sus labores en la práctica desde 2004. Sus funciones iniciales han ido aumentando para adaptarse progresivamente al nuevo modelo de Universidad Digital, pasando a incluir servicios de evaluación de la calidad de la enseñanza semipresencial y on-line, producción de recursos audiovisuales, realización de retransmisiones en Internet, diseño gráfico y gestión de aplicaciones móviles, entre otras. Varios de estos servicios se ofertan no sólo para iniciativas institucionales sino también a centros y departamentos e, incluso, a entidades externas, estando incluidos en el catálogo de servicios de la UGR con sus correspondientes precios públicos.

La creación de la Delegación del Rector para las TIC en 2008 supuso la consolidación definitiva de los servicios TIC de la UGR al ser el primer momento en que este conjunto de servicios universitarios pasó a depender administrativamente de una entidad con categoría de Vicerrectorado que los gestionaba de forma específica e integral. Se reconoció de esta forma la importancia que los servicios TIC habían adquirido en la Universidad del siglo XXI y la necesidad de una gestión adecuada de los mismos para conseguir un progreso universitario eficiente y eficaz en el nuevo marco de la Universidad Digital.

Desde su fundación, la Delegación incorporó las dos unidades TIC existentes, el CSIRC y el CEVUG, y al inicio de su gestión, en julio de 2008, se procedió a la creación de dos nuevas unidades para administrar y ofertar servicios específicos que habían adquirido una mayor importancia y extendido su uso en las universidades españolas. Se crearon de esta forma la Oficina Web (OfiWeb), encargada de la administración de los servicios web institucionales, y la Oficina de Software Libre (OSL), orientada a la promoción del software libre y posteriormente a servicios más estructurales como los aspectos tecnológicos, producción y formación de la transparencia universitaria y los datos abiertos. Ambas unidades llevan haciendo un trabajo excelente desde sus inicios aunque el modelo aplicado hasta el momento se ha basado principalmente en la subcontratación de recursos externos. En el momento actual, la OfiWeb sólo cuenta con un PDI, que además de ejercer como director como cargo de libre designación realiza labores técnicas, y un técnico laboral que además ejerce las labores de subdirector. La OSL, en cambio, cuenta con dos PDI que combinan sus cargos de libre designación y las labores técnicas, y dos técnicos con contrato temporal.

Tanto la Rectora como el Equipo de Gobierno de la UGR reconocen la importancia fundamental y la naturaleza integral y transversal de las TIC en los modelos actuales de universidad, en general, y en la UGR, en particular. En concreto, durante este mandato, la visión de las TIC en la UGR se concreta en alcanzar un modelo de universidad:

  • Activo, en el que la comunidad universitaria en su conjunto tenga un alto nivel de alfabetización digital de manera que se puedan optimizar los recursos disponibles.
  • Avanzado, en el que la docencia, la investigación, la gestión, la innovación y la transferencia se vean potenciadas por servicios y equipamientos TIC coordinados.
  • Competitivo, al contar con técnicos y profesionales del ámbito TIC perfectamente preparados y con conocimientos actualizados sobre las tecnologías más recientes.
  • Abierto, en el que las TIC actúen como catalizador de cambios y faciliten la rendición de cuentas a la sociedad de forma transparente y comprensible.
  • Sostenible, que disponga de unos procesos de gestión avanzados, eficientes y sostenibles a través de la plena incorporación de las TIC en los mismos.

Al iniciar su mandato en julio de 2015, la Rectora apostó por mantener, consolidar y mejorar la estructura organizativa de las TIC en la UGR. Para ello, renombró en primer lugar la Delegación que pasó a denominarse Delegación de la Rectora para la Universidad Digital. Este cambio respondió a la necesidad de adaptar la estructura a la evolución experimentada por los servicios TIC universitarios en los últimos años, reflejando de mejor forma la diversidad de servicios existentes. Como se ha descrito, la organización actual está basada en la existencia de varias unidades TIC que proporcionan servicios institucionales generales y de una estructura básica de gobernanza para coordinar sus actuaciones y definir determinadas políticas TIC. El tamaño y encaje institucional de estas unidades es muy variado, yendo desde una gran unidad totalmente establecida y con unas funciones muy amplias y centradas en servicios informáticos (el CSIRC) hasta otras dos más recientes, pequeñas, específicas e independientes, la OfiWeb y la OSL, pasando por una unidad intermedia con quince años de historia pero todavía no consolidada completamente, el CEVUG.

Es claro el hecho de que la trayectoria recorrida por la UGR en relación con los servicios TIC ha sido considerable. Sin embargo, dada su naturaleza fuertemente dinámica, el modelo de gestión y las estructuras administrativas de la Universidad Digital requieren una permanente revisión y actualización para asegurar su sostenibilidad, eficacia y eficiencia. Esta intención estaba ya reflejada en el Programa Electoral de la Rectora, en el Área de Universidad Digital, cuyo primer objetivo era “Diseñar una planificación estratégica e integral de las TIC: Consolidar las infraestructuras comunes, mediante la implantación a corto y medio plazo modelos de prestación de servicios y despliegue de infraestructuras compartidas que agreguen la demanda de los mismos. Se prestará especial atención a supercomputación, medios audiovisuales, servidores web, plataformas docentes, puestos y servicios virtualizados, redes inalámbricas, etc.”.

©Universidad de Granada